Omega, entrégate

por el 18/03/14 at 2:14 pm

El Real Omega, el Fuerte, está otra vez en líos. Cada año por estas fechas provoca alguna alharaca que le roba titulares a los premios Soberano, antes Casandra.
El Real Omega es un artista -aunque hay quienes no lo consideran como tal- salido de los estratos pobres del país. Y estoy convencido de que tiene talent -algo que muchos me critican-, porque yo mismo he sido testigo de la internacionalización de su trabajo.
Si no, ¡que alguien me explique cómo el año pasado, cuando estuve en el festival de cine de Cannes, al entrar a una de las más caras boutiques de esa ciudad (solo para ver, porque una camisa puede costar 3 mil euros y más), la música que estaba sonando era… Omega?
Y otra noche, con lluvia de por medio, estuve en un restaurant donde la música ambiental era… Omega.
En fin, hay que tener talento para llegar tan lejos. Y parece que también para caer de lo más alto, y no saberse sostener, y hundirse en el marasmo de la mediocridad y la estulticia.
Ya Omega no suena en el país por sus temas (que pueden gustar o no gustar), suena por sus desaguizados, por las meteduras de pata, por la torpeza de una vida perdida, tal parece en sabe Dios qué éter de la banalidad.
Este 18 de marzo supuestamente Omega se entregará a la Policía, que ayer emitió una orden de conducencia y pidió que se entregara.
Creo que Omega debe entregarse y huir de sí mismo.
Debe entregarse a Dios, a Mahoma, a Yaveh, a Olofi, a Buda, a algún Dios que le ponga el espíritu en orden.
Debe entregarse a un retiro, a un reformatorio, a una insitución de rehabilitación, a un destacamento policial o a un monasterio.
Huye de ti, Omega, de tu character autodestructivo y trata de encontrar en la música lo que Dios te dió, para salir adelante, pero haciendo el bien.
Y trata de no formar más escándalos. Evítalos, sobre todo cuando estemos demasiado cerca de los premios Soberano.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud